Se recrudecen ataques a la prensa; 2 informadoras agredidas

STAFF:Matrix Noticias/RadioActivo 3.0/CimacNoticias/ por: Redacción

Cimacnoticias
Cimacnoticias

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
Se recrudecen ataques a la prensa; 2 informadoras agredidas
Agentes de SSPDF y funcionarios impiden labor de reporteras

Las agresiones contra la prensa, registradas en días recientes en México, constituyen una de las jornadas más violentas para las y los periodistas de ese país, dijo Artículo 19, organización defensora de la libertad de expresión, al documentar ocho ataques contra profesionales de la comunicación. 

Entre los casos registrados está el que tuvo lugar en el estado de Veracruz el pasado sábado 14 de diciembre, cuando Hernán Villareal, del diario La Presencia, fue retenido por cerca de 30 minutos y golpeado por sus agresores, que le exigieron que “le bajara” (disminuyera la crítica social) a sus notas.

Durante las protestas en el DF contra la aprobación de la reforma energética y el alza a la tarifa del Metro, Ana Beatriz Reyes, fotoperiodista del diario Excélsior, fue sometida por cinco policías cuando documentaba el enfrentamiento entre manifestantes y elementos de seguridad pública.

Tras identificarse como miembro de la prensa y ante la insistencia de un grupo de testigos que pedía su liberación, los agentes la dejaron marcharse. Reyes sufrió golpes en la pierna izquierda.

En la misma protesta Aldo Sotero, colaborador en México de Radio Nederland Wereldomroep (RNW), fue agredido física y verbalmente por policías capitalinos, quienes lo acusaban de abuso a una mujer que transitaba por el lugar, lo cual fue desmentido por la supuesta víctima.

María Luisa Severiano, reportera gráfica del diario La Jornada, fue golpeada cuando fotografiaba el ataque a un joven que se manifestó contra el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, durante un acto oficial en la delegación Magdalena Contreras.

El domingo 15 de diciembre el diario responsabilizó del hecho a funcionarios de la demarcación, pero la jefa delegacional Leticia Quezada envió una carta al medio en la que afirmaba que ningún funcionario agredió a la reportera, sino que fueron “personas infiltradas”.

Anuncios