Recopilan 30 años de atropellos contra las afganas

STAFF:Matrix Noticias/RadioActivo 3.0/CimacNoticias/ por: Anaiz Zamora Márquez

Cimacnoticias
Cimacnoticias

INTERNACIONAL
Recopilan 30 años de atropellos contra las afganas
Testimonios de violencia durante conflictos armados

Decenas de soldados se resguardaban en una pequeña casa ubicada en un poblado de Afganistán. En un rincón de la diminuta vivienda una joven de 16 años dio a luz.

La mujer que la ayudó con el parto le preguntó: “¿Quién es el padre de tu hijo?”. Asustada, la joven volteó a ver a los soldados y respondió: “Todos ellos son el padre de mi hijo”.

Este es uno de los relatos que forman parte del informe “Como un pájaro con alas rotas”, publicado por ONU-Mujeres y que busca dar voz a las mujeres afganas víctimas de múltiples formas de violencia, que se han incrementado con los conflictos armados en el país centroasiático.

En el documento actualmente disponible en formato digital y en inglés se hace un recuento de 30 años (1978-2008) de conflictos bélicos en Afganistán, y que han afectado severamente la vida de las mujeres, niñas y jóvenes que han visto violentados todos sus Derechos Humanos (DH).

Resultado de 730 entrevistas realizadas y recolectadas en siete provincias afganas, entre diciembre de 2007 y junio de 2008, el informe recupera la historia de las mujeres desde abril de 1978 cuando Afganistán fue ocupado por la Unión Soviética, pasando por el régimen talibán hasta el actual mandato de Hamid Karzai.

De acuerdo con ONU-Mujeres, más que nunca el país vive en una cultura de impunidad que permite que las mujeres víctimas de alguna agresión no accedan a la justicia, lo que se ejemplifica con los muchos individuos acusados de crímenes de guerra que ocupan puestos de mando a nivel nacional.

El documento que la instancia define como “un método de resignificación para la población a la que le ha sido negado un lugar en la construcción de la historia”, reitera que la violencia sexual, algunas prácticas culturales, como los matrimonios forzados, y la falta de acceso a la educación, son las agresiones más constantes contra las afganas.

Además la violación u otras formas de violencia sexual han sido largamente vistas “como una desafortunada, pero inevitable parte de los botines de guerra”, por lo que estas prácticas se llegan a “normalizar”.

Y es que cerca del 29 por ciento de los testimonios relatan conflictos relacionados con la violencia sexual. Cuatro narran cómo las mujeres eran destinadas a ser esclavas sexuales en algunos campos militares, donde sufrían violaciones sexuales por parte de todos o casi todos los militares, lo que les dejó a estas mujeres graves consecuencias físicas y emocionales.

Otra constante en los relatos es el sometimiento a matrimonios forzados de las jóvenes, ya sea por cuestiones económicas o porque los padres eran obligados por la milicia a entregar a sus hijas a cambio de seguridad o tranquilidad.

De acuerdo con el documento, en casi 29 por ciento de los casos de matrimonio forzado las familias fueron impotentes para negar los requerimientos de los intrusos armados o comandantes que solicitaban casarse con sus hijas, ante la violencia y amenazas.

Aproximadamente el 52 por ciento de las víctimas de esta práctica estaban entre los 10 y 14 años de edad cuando fueron obligadas a casarse con alguien mucho mayor que ellas, y la pobreza fue el principal factor para que las familias casaran a sus hijas.

Dentro de este punto ONU-Mujeres recordó que las niñas forzadas a casarse a edades tempranas son altamente vulnerables a ser heridas o lastimadas, “pues no se encuentran completamente desarrolladas física y emocionalmente para las demandas que la vida marital exige”.

Advirtió que Afganistán tiene la segunda tasa de muerte materna más alta en el mundo, ya que al año 24 mil mujeres mueren en el parto; además existen testimonios sobre el conocimiento de mujeres que se suicidaron tras un matrimonio forzado.

El organismo de Naciones Unidas llamó al gobierno de Afganistán a terminar con el clima de impunidad al que se enfrentan las mujeres, y recomendó crear las leyes adecuadas para sancionar las agresiones cometidas contra ellas en estos contextos.

Anuncios